¿Qué puedo hacer para que mis empleados sean más productivos?

Cómo mejorar la productividad de tu empresa

Para mejorar la productividad de tu empresa debes fijar objetivos realistas y confiar en el buen hacer de tu equipo, entre otros factores. ¡Descúbrelos!

  1. Irene Benlloch 26 septiembre, 2019

Convertirnos en seres ultra productivos es, probablemente, una de las metas más anheladas por los profesionales. ¿Conseguir los objetivos marcados en el menor tiempo posible? ¿Dónde hay que firmar? Sin embargo, para gestionar los proyectos de nuestra empresa de manera eficaz y mejorar la productividad de los miembros de nuestra plantilla son necesarios algunos trucos que nos permitan fijar objetivos asumibles y realistas. Así pues, ¿qué tenemos que hacer para que nuestros trabajadores sean más eficientes? Seguir los consejos que te damos a continuación.

👥 Planifica y comunícate con tu plantilla

Muchas veces, con tal de empezar a trabajar cuanto antes y no "perder el tiempo" en reuniones innecesarias, nos ponemos a trabajar frenéticamente sin fijar objetivos ni plazos. Esta táctica no solo es fruto de una mala interpretación del concepto de productividad, sino que además podría jugarnos una mala pasada si a mediados de semana empiecen a surgir imprevistos que no habíamos contemplado previamente.

Así pues, para mejorar la productividad de tu empresa tendrás que fijar un momento de la semana -el lunes a primera hora, por ejemplo- para planificar el trabajo de los días restantes. Puedes planificar varias reuniones con los distintos departamentos -delegando, claro está, en los responsables de equipo- u organizar una reunión interdepartamental para que todos los trabajadores conozcan las distintas necesidades de la empresa.

Solo si planificamos podremos tener una visión global de todo lo que tenemos que hacer y, en base a eso, identificar las tareas urgentes y fijar objetivos concretos.

🎯 Pon objetivos a largo plazo y fija metas diarias

Trabajar por objetivos es sinónimo de productividad... siempre y cuando estos objetivos sean específicos, medibles y, sobre todo, realistas. ¡De nada sirve fijar un objetivo de proporciones épicas cuando todavía no estamos preparados para asumirlo! Esto no hará más que mermar la productividad y motivación de la plantilla.

Si fijamos objetivos concretos y asumibles los trabajadores podrán centrarse en una tarea concreta y poner todo su empeño en que salga adelante. De lo contrario, nuestros empleados tratarán de abarcar lo máximo posible, trabajarán en varias tareas a la vez y, por consecuente, tendrán que "repartir" su productividad en varios proyectos. Puedes asignar objetivos a tu equipo con algunas de las herramientas de productividad empresariales así motivarles aún más y usar las herramientas para trabajar a distancia si tienes varios miembros del equipo en diferentes localizaciones.


Para que esto no suceda lo mejor que puedes hacer es marcar objetivos diarios que puedan cumplirse en una única jornada de trabajo y que ayuden a avanzar en la consecución del objetivo final (que tendrá que estar fijado a largo plazo).

💻 Apuesta por el teletrabajo

El tiempo que los empleados pasan en la oficina no debería ser una prueba irrefutable de su productividad. De hecho, cada vez se están detectando más casos de presentismo laboral, en el que los empleados acuden a su puesto de trabajo y se dedican a actividades no relacionadas con el mismo hasta hacer las ocho horas diarias de rigor. Por lo tanto, si realmente confiamos en el trabajo por objetivos, podemos dar la oportunidad a nuestros empleados de trabajar a distancia algunos días a la semana (siempre que ellos así lo deseen, por supuesto). También puedes contar con diferentes expertos freelance que cuentan con herramientas de time tracking para facturar por horas.

Y es que, según la web Modelo Currículum, el 60% de los trabajadores españoles quiere teletrabajar pero no puede porque la empresa no lo permite. ¿Y por qué quieren tener la oportunidad de trabajar a distancia? Precisamente para poder conciliar su vida personal con la profesional; algo que no solo aumentaría la motivación de la plantilla, sino también sus niveles de productividad.

👫 Recuerda: no todos los trabajadores son iguales; no todos los trabajadores tienen el mismo ritmo

Solemos cometer el error de pensar que todos nuestros empleados tienen el mismo ritmo de trabajo y que podemos exigir el mismo nivel de productividad en todas y cada una de las tareas o franjas horarias. Y esto no es así en absoluto.

Para empezar, cada profesional cuenta con sus picos máximos y mínimos de productividad. Algunos rinden mejor a primera hora de la mañana; otros a mediodía tras el segundo café de la jornada. Este detalle es importante para fijar un volumen de trabajo asumible y establecer unos plazos de entrega acordes con los momentos de mayor productividad del trabajador. Para conocerlos basta con preguntar la opinión de nuestros empleados y revisar sus cargas de trabajo.

🤞 Delega y confía en tu plantilla

Las tareas ya están repartidas; los plazos, fijados. ¿No crees que deberías dar un voto de confianza a tus empleados y fiarte de su buen hacer? El hecho de revisar su faena constantemente o solicitar reuniones de seguimiento cada dos por tres no solo demuestra que no te fías del trabajo de tus empleados, sino que estás ralentizando la productividad de tu empresa.

Por otra parte, no pretendas asignarte todas las tareas más importantes, ya que con eso solo conseguirás quemarte y que tu nivel de productividad baje a pasos agigantados. Mejor confiar en que los jefes de departamento hagan su trabajo.

Artículos relacionados

  • Los 10 tips más relevantes para trabajar desde casa efectivamente

    Fijarte una rutina, marcar tus prioridades, hacer varios descansos y tener un espacio de trabajo son algunos de los tips más relevantes para trabajar desde casa.

  • 8 extensiones de Chrome para mejorar la productividad en el trabajo

    Los que trabajan con el ordenador como herramienta principal sabe que es muy importante contar con herramientas para mantener y mejorar la productividad.

    • Deja un comentario

      Artículos recientes