Pasos y claves para traducir un sitio web

Cómo debes realizar la traducción de tu sitio web

¿Quieres lanzar tu marca en un nuevo país? En este caso, realizar una traducción de tu sitio web será un elemento fundamental.

  1. Paula García 15 enero, 2021

Si tu objetivo es que tu empresa se expanda y tu marca llegue a un nuevo país o área geográfica, contar con una página web es fundamental. Sin embargo, en este caso, también deberás realizar una traducción de tu sitio web para que tus productos y servicios sean conocidos por los nuevos usuarios a los que quieres llegar. De este modo, podrás ampliar tu mercado y el alcance de tu compañía.

Seguro que muchas veces has utilizado herramientas online de traducción, como por ejemplo el traductor de Google. No obstante, el resultado suele ser un texto con escasa coherencia y una gran cantidad de errores sintácticos y léxicos.

Por tanto, lo que debes hacer es recurrir a unos servicios de traducción profesionales para obtengas una traducción exitosa y adaptada a tu sitio web. Así, conseguirás posicionarte en el nuevo mercado y mejorar tu presencia online.

Pero, ¿cuáles son las claves que hacen que una traducción sea adecuada? En el siguiente artículo, te mostramos todos los aspectos que debes tener en cuenta.

Elementos y claves para hacer una buena traducción web

Antes que nada, es muy importante definir qué tipo de traducción necesitas para tu sitio web y después valorar una serie de aspectos clave. Son los siguientes:

Determinar los idiomas para traducir tu sitio web

El primer paso que debes tomar es seleccionar los idiomas en los que quieres traducir tu página web. Este elemento es esencial, ya que en función de la región en la que te quieras centrar, deberás seleccionar un idioma o varios.


Por tanto, primero debes analizar el alcance, es decir, a dónde y a quién te quieres dirigir. En este sentido, debes tener en cuenta que la traducción a varios idiomas requerirá de un mayor tiempo de trabajo y, por tanto, el coste será más elevado. Por ello, valora cuál es la traducción que realmente necesitas.

Correcta adaptación del lenguaje y el contenido

Cada idioma y región tiene unas particularidades, por lo que las expresiones, la forma de comunicar y el contenido pueden variar. Adaptar correctamente el sitio web al mercado al que te dirijas fomentará una mejor acogida de tu marca en esta nueva zona.

No solo se deben traducir los textos

Por otro lado, en función del sector de cada sitio web, se deberá abordar una traducción de una determinada manera. Es decir, no es lo mismo traducir un medio digital que un e-commerce.

Cada sitio web tiene unas características concretas, por lo que hay que tener en cuenta que se debe hacer una traducción completa tanto de los textos como de las imágenes, los títulos, los productos -en caso que fuera necesario-, las páginas, los menús de navegación y el contenido del blog -si lo tiene-.

La estrategia SEO

A su vez, una página web no solo incluye textos, imágenes y vídeos. El posicionamiento SEO es un elemento fundamental que ayuda a obtener unos mejores resultados en los buscadores. Por ello, también se deben traducir las palabras clave, las etiquetas, las meta-descripciones y los enlaces.

Revisar la traducción

El último paso cuando ya se haya elaborado la traducción es revisar bien todo el contenido. De este modo, se podrá analizar si hay algún error, fallo o errata. Piensa que el lanzamiento de tu marca en un nuevo mercado requiere de un gran trabajo e inversión.

Por ello, será fundamental asegurarse que la web está bien traducida, ya que un pequeño error puede conllevar que una disminución de las oportunidades de venta. Por tanto, revisa los textos y todo el contenido del sitio web antes de publicarlo.

En definitiva, debes analizar a tu público, abordar una traducción adecuada a tu página web y revisar bien que el contenido está correctamente traducido. Con todo ello, será el momento de dar el paso y lanzarte a las oportunidades que ofrece un mercado nuevo.

    Deja un comentario

    Artículos recientes