Significado de software vertical

Software vertical: definición y características

¿Qué es un software vertical? Es un programa que está desarrollado para responder a las necesidades específicas de un sector en concreto.

  1. Pau Sisternas 2 marzo, 2022

¿Software vertical u horizontal? ¿Una solución específica para mi sector o algo general que permita un control total de la organización? Son preguntas que nos hacemos cuando tenemos que elegir un software a nuestra empresa, y que deberíamos responder tras una profunda reflexión. En este post vamos a descubrir todo lo que necesitas saber sobre el software vertical. Qué es, qué aporta a nuestra empresa y los pros y contras del software vertical. De este modo, te resultará más fácil elegir entre un software vertical y uno horizontal.

Qué es un software vertical

El software vertical está desarrollado para responder a las necesidades específicas de un sector en concreto. Se trata de soluciones muy precisas, pensadas para un grupo de profesionales específico. No tiene en cuenta las necesidades generales, sino que cubre una demanda específica.

De este modo la industria cuenta con una herramienta empresarial que cubre sus necesidades particulares.A diferencia de lo que pasa con un software horizontal, que está dirigido a cualquier industria, sector o negocio en general, el software vertical únicamente es válido para los negocios de un determinado sector.

Características del software vertical

Aunque el software vertical permita gestionar la empresa en todos sus departamentos, durante la fase de desarrollo se han tenido en cuenta únicamente los valores específicos de un sector. Así, se eliminan características generales a favor de la personalización vertical.

Tiene en cuenta las claves de la industria a la que se dirige, los parámetros específicos del negocio, de modo que no habrá que personalizarla. Esto convierte al software vertical en la solución ideal para industrias con una regulación muy concisa, como puede ser la industria alimentaria.

Ventajas del software vertical

La principal razón para instalar un software vertical en nuestra empresa es que contamos con una herramienta especializada en nuestro sector. Así, las diferentes funciones que incluye están pensadas para optimizar el negocio o ser una herramienta de automatización para simplificar las tareas de determinada área..


Para tener lo mismo con un software horizontal, habría que instalar una serie de personalizaciones que no hacen más que disparar el coste de la licencia y el mantenimiento. Aunque instalar un software vertical sea más caro que el horizontal -hay que pagar la especificación-, la inversión vale la pena.

Además, estamos incorporando a la empresa una herramienta con experiencia en el mercado. Tienes la garantía de que los desarrolladores saben qué se traen en su manos. Rápidamente te ayudará a mejorar los resultados de la empresa.

Una vez te has hecho con él y está plenamente operativo, obtendrás una serie de datos y resultados muy eficientes. No tardaréis en acostumbraros a su uso. Conviene resaltar que es compatible con otros programas, como las soluciones horizontales. Una buena combinación es la mejor forma de crecer.

Contras del software vertical

Aunque hemos dicho que la inversión en un software vertical vale la pena, se trata de soluciones con un elevado coste. La complejidad que ofrecen y el tiempo necesario para desarrollarlos hace que sean más caros, de modo que habrá que planificar bien la inversión.

Especialmente, en aquellas empresas con menos recursos. También conviene destacar que los software verticales son complejos y puede que necesites instalar servidores internos de respaldo o aumentar la tasa de procesamiento en la nube, lo que tiene un coste adicional.

Un último detalle a tener en cuenta son sus limitaciones. No ya por las industrias o negocios en los que pueden aplicarse, sino en su uso. Hablamos de un software desarrollado para cumplir un propósito específico, lo que quizá complique la localización de una solución acorde a las necesidades específicas de tu empresa. Podemos encontrarnos con la necesidad de un mantenimiento constante para que siga en funcionamiento, especialmente cuanto más complejo sea.

Ejemplos de programas verticales

Existen software verticales para diferentes sector, algunos ejemplos de ello son: los software de alimentación, los software empresariales para la industria del mueble, los software creados por y para el sector de la moda. También puedes encontrar software verticales para sanidad específicos para introducir los datos de los pacientes.

Artículos relacionados

  • Los mejores 5 software para gestión de una asesoría

    Descubre por qué Anfix o Altai Soft son algunos de los mejores software de gestión de una asesoría y cómo ahorran tiempo en administración.

  • Las 10 mejores herramientas para crear banners

    Bannersnak o Canva son dos opciones de herramientas para crear banners y creatividades para tu empresa.

  • Los mejores software de alimentación y distribución alimentaria

    Descubre las mejores alternativas y software de alimentación y distribución alimentaria para mejorar este tipo de gestión en tu negocio.

  • Software horizontal: definición y características

    Si buscas un software de gestión empresarial básico buscas lo que encaja con la definición de software horizontal.

    • Deja un comentario

      Artículos recientes